Mediante el servicio Pro-Bono iniciamos un proyecto, vinculado a la responsabilidad social de la abogacía, con el fin de poder ofrecer gratuitamente nuestros servicios profesionales a colectivos que se encuentran en situaciones difíciles (por motivo de enfermedad, de exclusión social u otras causas), con dificultades o imposibilidad para afrontar los costes del asesoramiento deun abogado, y que no pueden tener respuesta dentro del sistema de justicia gratuita, relacionado con la necesaria existencia de procedimiento judicial y perceptividad de la intervención del abogado.